ALGA Revista de Literatura
nº90 - otoño 2023




Dirección:
  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Enric Velo
  • Lucía León
  • Goya Gutiérrez

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
      Foto de la colección "Mimiamimemima"
      (Miami, EE.UU., 2022)

      de Eduard Reboll

    Sumario
    http://revistaliterariaalga.com/

    Libros comentados

    GOYA GUTIÉRREZ

    Es miembro del Grupo de Poesía ALGA y dirige la revista ALGA desde 2003.
    Ver http://goya-gutierrez-lanero.com/



    Jugar a versos
    de Carmen Plaza
    Editorial Carena, 2020
    Poesía. 63 páginas

    Carmen Plaza, poeta y narradora, burgalesa pero residente en la ciudad de Barcelona desde hace muchos años, es autora de más de veinte libros entre poemarios, libros de poesía infantil y libros de relatos.

    En el prólogo de este poemario se nos dice:

    "JUGAR A VERSOS está escrito para niñas y niños en su primera infancia.
    Los juegos infantiles han conservado a través del tiempo la alegría y el misterio que les otorga larga vida. En pleno siglo XXI siguen animando a los más pequeños a disfrazarse, a perseguir una pelota o una comenta.
    Jugar con los versos, leerlos en voz alta, inventarlos, ayuda a desarrollar el oído poético, la imaginación, la diversión en grupo, a descubrir, por medio de la rima, en la primera etapa de la niñez, la música interior de las palabras.
    Dibujar los sueños con lápices de colores o con poemas ayuda a descubrir el mundo. (…)"

    Primeras palabras maravillosas de prefacio, sobre la utilidad de los versos y los poemas que seguirán, para los más pequeños. Generosidad de la autora, la poeta que se detiene a escribir, sin otra recompensa, que la que representa el hacer nacer desde los primeros años el amor a la poesía, su música, su juego mágico con las palabras.
    El libro está compuesto por cuarenta y ocho poemas en general cortos sobre temas sencillos y motivos lúdicos de la infancia. A veces son pequeñas historias que pueden despertar la curiosidad y el gusto por esa música interior de los versos, utilizando una leve rima y una métrica sencilla combinatoria en este caso de siete y cinco sílabas como en el poema "Viaje de una gota de agua": Estaba en una nube/ que se enfadó. /La echó de sus dominios/ de un empujón· (…) "Subió derecha al cielo, / solo vapor. / Y de nuevo una nube/ se la tragó". (pág.14). O como en el poema "Colores" que parece el poema de Arthur Rimbaud transformado en una pequeña joya infantil: "Blanco no es un color, / es una luna;/ y el marrón no es la mancha/ sino la oruga. (pág. 15). En otros poemas se utiliza el octosílabo o el verso de seis sílabas, pero en general los poemas versan de pequeñas historias que son como cuentecitos: la ola que salta y al final se esconde debajo de un pez, la niña que se encuentra con la melena cortada, el muro que el yo poético quiere saltar y atravesar, la muñeca que a pesar de sus encantos ha de ir a la escuela. A veces se introducen conceptos un poco más difíciles para incitar a los niños a pensar y a interrogarse, como en el poema "Diferencias": "Mis pies han pisado el charco. / Mis pies han pisado el mar. / Ahora saben qué es el tiempo / y también la eternidad." (pág. 24). El tema del tiempo también aparece en poemas como "Viaje en tren", tras la magia del movimiento y de los árboles y casas que se esconden como niños detrás de una tapia, nos dice: "Lo que quieres mirar/ ya no es, ya se escapa. / Ayer está delante / y mañana a su espalda." (pág. 36).
    Otros poemas sin dejar lo lúdico intentan cierto contenido didáctico, como en "Eclipse total" para introducir la idea del otro, en ese mundo egocéntrico del niño o de la niña.
    El libro incluye dos fantásticos dibujos a todo color dibujados por dos niños junto a los poemas "Barco de vela" y "Zombi".
    Creo que los poetas que se brindan a escribir poesía para niños, son más bien pocos, aunque puede suponer una gran aportación a que la poesía siga viva, a que tengamos sucesores tanto en el ámbito de la creación como en el de la lectura. Por eso este libro de poesía infantil y otros anteriores de la autora creo que merecen ser conocidos también fuera de la enseñanza, y ser valorados.


    EDUARD REBOLL

    página siguiente