ALGA Revista de Literatura
nº88-89 - primavera 2023
40 aniversario / 1983-2023




Dirección:
  • Goya Gutiérrez

    Edición:
  • Grupo de Poesía ALGA

    Responsables de la edición del presente número:
  • Enric Velo
  • Lucía León
  • Goya Gutiérrez

    Maquetación, composición y diseño web:
  • Enric Velo


  • Portada:
      Iglesia de los Franciscanos (Lucerna, Suiza)
      de Enric Velo


    Sumario
    http://revistaliterariaalga.com/

    Poesía

    BERNARDITA MALDONADO

    BERNARDITA MALDONADO (Loja-Ecuador). Publicaciones en poesía: Biografías de pájaros, Con todos los soles lejanos. También es autora de ensayos, artículos académicos, ha participado como ponente en Congresos de Literatura de España y Ecuador. Es doctora en teoría de la literatura y literatura comparada por la Universidad Autónoma de Barcelona.

    EL ÚLTIMO DE NOSOTROS

    in memoriam del cóndor Iguiñaro

    I

    Que se hagan los montes
    en el hocico de la sombra
    que todos los rapaces vengan de las antípodas
    por escuetos barrancos
    en los que cada tarde arrumbo cosas
    planto hierbajos
    planto poemas.
    Separaré el fango de las espigas
    partiré humedales
    para los escarabajos y sus élitros
    y las aguas turbulentas irrigarán tu osario
    ya tallo de tocte
    ya ceniza de volcán,
    y por primera vez
    un cóndor extinto
    planeará en un poema.
    Ventisqueros del sur
    arrastran sus huesos leves
    al deshielo de esta página
    porque en ella se sostiene
    lo que se derruye
    lo que desaparece
    las luciérnagas que se apagan
    las piedras para alojar al grillo y al gusano,
    el arco, el cáñamo
    las caléndulas y las heridas.

     

     

    II

    No es este lugar un lugar sagrado
    ni la fundación de una comarca fluvial
    ni siquiera una ofrenda de milenrama,
    es apenas una grieta transparente
    un charco que pesa en el corazón
    en el que persiste la memoriosa terquedad
    de los emplumados tarsos de Iguiñaro.

    III

    Para ti escribo
    soberano inmemorial
    para tu pico ganchudo
    atravesando la bella exactitud del equilibrio
    cuando volar no era separar la niebla /el aire/el páramo
    para la delicada línea que circunvala tu ojo oteador
    para ti
    ángel oscuro del final de los tiempos
    desasido de la niebla
    caído
    con un perdigón en el pecho
    carbunclo trémulo.
    Cóndor
    dos sílabas como vértigo
    planeando sobre la negligencia de toda escritura.
    Volar ya no
    alas extendidas fuera del éter
    ya no
    solo un pecho azabache abierto a excoriaciones
    como un ojo vacío
    sobre volcanes obturados.
    Di en qué cima de las nubes
    desatas las cintas de tus alas tornasoladas
    di
    ¿llamaremos mundo a este lugar?


    Sorprendí las aguas enloquecidas por la luz, los lirios del abismo,
    / el ruiseñor, de noche, entre los álamos, / y los veloces pájaros del día.
    (A. Gamoneda)

    GUSTAVO VEGA: "Los veloces pájaros del día " (2018)

    página siguiente